Return to site

Mitos, Realidades y Beneficios de la Lactancia Materna Exclusiva

Lic. Elisa Cruz

      Según la Organización Mundial de la salud (OMS) la lactancia materna es la forma ideal de aportar a los niños pequeños los nutrientes que necesitan para un crecimiento y desarrollo saludable y se recomienda que ésta sea exclusiva durante seis meses. Existen muchos mitos a cerca de este tema. Por un lado, algunas madres piensan que su leche no es suficientemente buena en cuanto a calidad y cantidad. Algunas otras piensan que la cantidad de leche que se produce es hereditaria: “si mi mamá no producía leche, yo tampoco lo haré”. Otras piensan que al dar leche a libre demanda crearán hijos dependientes. Todo lo antes mencionado son mitos que la sociedad ha creado por falta de información y que, hoy en día, confunden especialmente a las madres primerizas. La lactancia materna cuenta con beneficios únicos para el  bebé y la madre por esto, es importante conocerlos y así utilizar un mejor criterio cuando hablamos a cerca de éste tema.

     La producción de la leche materna funciona de esta manera: entre más tomas hace el bebé, más leche se produce. Para poder entender un poco más la forma de aumentar o disminuir la producción de la leche, necesitamos entender como funcionan las hormonas involucradas en el proceso.

     Hay hormonas principales encargadas de estimular el crecimiento del sistema de conductos de las mamas en la etapa del embarazo como la progesterona y los estrógenos. Existen otras hormonas, como la prolactina y la oxitocina, que específicamente se encargan de llevar a cabo la acción de amamantar.

Cuando las mujeres llegan a la etapa de pubertad, la mama crece y se desarrolla. El progreso de estas ocurre por el efecto del estrógeno. Éste mismo estimula los conductos lactíferos al momento de la succión del bebé. Por otro lado, la progesterona estimula el crecimiento de los alveolos (unidad funcional dentro de la mama en donde se guarda la leche).

imagen 1

     La eyección de la leche se produce por un mecanismo en el cual los músculos de los alvéolos y conductos lactíferos se comprimen haciendo que la leche contenida en su interior pase por el sistema de redes hasta el pezón. Estas fibras musculares se estimulan por la hormona oxitocina que se libera desde una glándula pequeña en el cerebro por medio de una señal. Para que esta hormona sea liberada, es necesario que el niño succione la mama y se produzca este estímulo nervioso. Para mantener la secreción es necesario el estímulo de la succión y así la acción de la prolactina.

    Tras el nacimiento del bebé, es importante saber que la primera sustancia que se secreta por las mamas es el calostro. El calostro tiene un aspecto amarillento y consistencia viscosa. Contiene inmunoglobulinas (Ig), agua, proteínas, carbohidratos y grasa que son esenciales para el bebé los primeros días después de nacer. Sin embargo, muchas madres creen que no están produciendo leche en los primeros días y que no es suficiente para el bebé. Es importante saber que la calidad del calostro es la mejor para el bebé y que la cantidad de leche que se secrete en las siguientes semanas dependerá de la cantidad de agua y nutrientes esenciales que este ingiriendo la madre. Por esto en el periodo de la lactancia, es importante llevar una dieta balanceada, variada y tomar de 2.5-3 litros de agua diaria.

       Otro dato importante a tomar en cuenta es que la lactancia debe de ser a libre demanda. Se debe de respetar los tiempos de cada madre y el bebé, ya que ambos tienen sus propias necesidades e intereses, y debe ocurrir cuando ambos estén en condiciones de hacerlo.

Se ha demostrado que gran parte de los niños que se alimentan con lactancia exclusiva durante los primeros 6 meses, tienen un crecimiento sano, reciben protección contra enfermedades, por el alto contenido de anticuerpos (IgA) en la leche materna, pueden llegar a tener un mayor coeficiente intelectual y se disminuye la probabilidad de morbilidad y mortalidad en la infancia. Para la madre, disminuye riesgo de desarrollar enfermedades como osteoporosis, cáncer de mama, útero y ovario. La liberación de oxitocina también ayuda a que el útero vuelva a su estado normal, se promueve la pérdida de peso y puede disminuir el riesgo de depresión posparto “babyblues”.

Dale el mejor comienzo a tu bebé y bríndale los nutrientes ideales con la lactancia materna exclusiva.

Brown, Judith. Nutrición en las diferentes etapas de la vida. Ed. Javier de León Fraga. Trans. Victor Manuel Pastrana. Vol. 3. Mexico: MC GRAW HILL, 2006

De todos los derechos de una mujer, el más grande es ser madre. -Anónimo
All Posts
×

Almost done…

We just sent you an email. Please click the link in the email to confirm your subscription!

OKSubscriptions powered by Strikingly